lunes, 13 de julio de 2009

AUTÓTROFOS

Nuevo tipo de humanos que no necesita beber ni comer 'No se descarta que nos sustituyan en una nueva etapa de la evolución. El yogui indio de 70 años Pralad Djani lleva 62 años sin comer ni beber nada. La ciencia ha confirmado ya la capacidad de un ser humano para nutrirse a sí mismo.

Gente de todo el mundo asaltaba los supermercados y las tiendas de comestibles en víspera de Navidad y Año Nuevo. Había un pequeño grupo de gente, sin embargo, que ni siquiera pensaba comer algo en Navidad. De hecho, no piensan en la comida en absoluto. Tal tipo de gente que se llama a si misma ‘Autótrofos’, (etimológicamente “el que se alimenta a sí mismo”) no come nada en absoluto. El término designa a un organismo que fabrica su propio alimento. Los autótrofos pueden ir a huelgas de hambre durante años e incluso décadas.

Irina Novozhilova, presidenta del centro para la protección de los derechos de los animales, expresó su opinión sobre los individuos fenomenales que pueden vivir sin comida ni agua: “La idea de rechazar la comida como tal apareció hace tiempo. Los filósofos rusos, particularmente Vernadsky, pensaban en la posibilidad de que un ser humano viva de algo no material. Vernadsky estaba seguro de que el ser humano es una criatura energética que puede alimentarse a sí mismo de la energía del espacio. Alguna gente puede probar hoy que es posible vivir una vida normal sin alimento físico.”
“Todos los seres vivos en nuestro planeta se pueden dividir en dos categorías: los autótrofos y los heterótrofos. La mayoría de plantas constituye la primera categoría: reciben la energía de sustancias no orgánicas -el sol o el aire- y la procesan durante la fotosíntesis. Los seres humanos y los animales constituyen la segunda categoría: se alimentan de otros seres vivos. Por lo tanto, la gente que puede vivir de la energía solar y del espacio está más cerca de las plantas que de otros seres humanos.”

Hay un grupo de autótrofos en Moscú. Se reúnen en el Museo de Konstantin Vasiliev, en donde comparten experiencias entre ellos. Si una mujer alimenta de pecho a su niño hasta los siete años, por ejemplo, el niño podrá convertirse ya en un autótrofo a los ocho años, simplemente y sin dolor. Una madre autótrofa tampoco bebe ni come, pero tiene bastante leche para alimentar al bebé. Hay tales mujeres en Moscú. A menudo me relaciono con gente que rechaza comer completamente. Al principio se hacen vegetarianos, es decir, que excluyen todo los productos de origen animal de su menú, en otras palabras. Después de eso rechazan gradualmente el alimento vegetal también. Cuando la gente deja de comer alimento físico, también deja de consumir cualquier tipo de líquido. No beben nada.

“No diría que el alimento escaso ejerza una influencia negativa en su estado de salud. Son gente bastante vigorosa y alegre. Sin embargo, quisiera advertir a todo el mundo que es imposible dejar de beber agua y comer alimento en un momento. Se debería hacer lentamente, paso a paso, con hambre temporal a corto plazo. En caso contrario sería inevitable un resultado letal. Matarán a una persona con hambre o con sus propios desgastes.”

El yogui indio de 70 años Pralad Djani es uno de los autótrofos contemporáneos más renombrados. Este hombre no ha comido ni bebido nada durante 62 años desde la edad de seis años. Los doctores indios lo examinaron y probaron: colocaron al hombre en una habitación especial, equiparon el cuarto con cámaras de vigilancia y sellaron el cuarto de baño. Como resultó ser, el cuerpo de Pralad Djani funcionaba con absoluta normalidad. El cuerpo producía orina, aunque era absorbida en la vejiga urinaria. El yogui dijo que él recibía el agua del aire. También dijo que había un agujero minúsculo en el paladar, del cual las gotas de agua ‘divina’ penetraban en su boca.

“El nombre de la autótrofa más famosa de Rusia es Zinaida Baranova. La vieja señora de la ciudad de Kras-nodar tiene 67 años de edad. Ella se acercó a su nueva existencia muy lentamente. Al principio dejó la car-ne, después se volvió a los vegetales. Ha vivido ya sin comida ni agua durante cuatro años y medio. Los cien-tíficos del Instituto Bauman examinaron su organismo y se sorprendieron al descubrir que la edad biológica de la mujer correspondía a una joven de veinte años. El profesor Spiridonov llegó a la conclusión que la pen-sionista era una señora perfectamente sana; todos sus sistemas y órganos, a excepción del estómago, funcionaban normalmente. De hecho, ella es una persona muy enérgica y vivaracha. Consiguió librarse de todas las enfermedades, incluso de las crónicas. Ella dijo, sin embargo, que fue bastante duro para ella conseguir acostumbrarse a la nueva forma de vida. Sufría calambres, agotamiento, boca seca, etc. Hubo momentos en que pensó que se moría. La salud de la mujer mejoró en un mes y medio.”

“Los doctores dicen que los autótrofos constituyen fundamentalmente un nuevo tipo de seres humanos auto-suficientes. No se descarta que nos substituyan en una nueva etapa de la evolución. La ciencia moderna ha confirmado ya la capacidad de un ser humano para mantenerse a sí mismo. Los dietistas dijeron reciente-mente que la vitamina B12 sólo estaba contenida naturalmente en los piensos o alimentos para animales. (NT: Lo dijo el Doctor Grande Covián en España, y esta es la razón por la cual el Dalai Lama dejó su dieta vegetariana, porque se debilitaba.) Por lo tanto se suponía que los vegetarianos morirían ya que no podían recibir la vitamina. Sin embargo, los doctores descubrieron que la concentración de vitamina B12 estaba muy bien en los vegetarianos. La situación se aclaró cuando los científicos descubrieron el proceso de síntesis en los intestinos. Se conoció que los seres humanos podrían vivir de su propia microflora (intestinal). Los médicos han descubierto ya que los intestinos humanos producen microorganismos que pueden sintetizar amino-ácidos.

Traducido del ruso al inglés por Dmitry Sudakov Traducido del inglés al español por Guillermo Herrera

Se supone que en el futuro habrá centros y programas de entrenamiento para adquirir la habilidad de vivir sin comer. Numerosos místicos, yoguis, lamas, sufis y chamanes de la historia alcanzaron este sidhi o poder. Las nuevas energías cósmicas que entran en la Tierra harán cada vez más fácil el alimentarse de la Luz o Prana universal a través de los chakras o centros de energía del cuerpo humano.)