domingo, 9 de agosto de 2009

¿Qué hay detrás de la histeria por la gripe porcina?

Dr. Matthías Rath (Dr. Rath Health Foundation)
martes 28 de julio de 2009

Con la constancia de un reloj, los medios masivos en el planeta nos alertan sobre epidemias que supuestamente amenazan a la humanidad entera. En el año 2003, era la epidemia de SARS (Severe Acute Respiratory Síndrome), tres años más tarde la gripe aviar y ahora, otros tres años más tarde, es la histeria de la "gripe porcina".
Hace tres años, los medios del mundo tuvieron a la humanidad aterrorizada por cuatro meses. Se formaron juntas de crisis, regiones enteras se pusieron bajo cuarentena, no había noticiero sin mapamundi en el que la epidemia de la gripe aviar supuestamente seguía extendiéndose. De un momento para otro, todo había terminado. ¿Qué había pasado?
En uno de los institutos líderes de investigación en medicina natural, el Instituto de Investigación del Dr. Rath en California, se había logrado la confirmación de que la forma más efectiva de combatir el virus de influenza (gripe) es un abastecimiento óptimo con vitaminas y otros micronutrientes. Los resultados revolucionarios de este estudio se publicaron el 24 de marzo del 2009 en el New York Times bajo el título "Información pública para los gobiernos del mundo". Estos resultados científicos demostraron que los micronutrientes pueden incidir positivamente en todas las fases decisivas de una infección por un virus de influenza. Este comunicado terminaba con el llamado que los gobiernos aprovecharan estos conocimientos para mejorar la salud de sus ciudadanos y implementaran políticas de salud correspondientes para controlar las epidemias de influenza. Esta información científica en el periódico más importante del mundo de Nueva York, sede de las Naciones Unidas, ayudó a acabar con la histeria de la gripa aviar que obviamente estaba exagerada de manera desmesurada. En vista de esta experiencia no sólo está permitido sino necesario de cuestionar la actual histeria de "gripe porcina" que se azuza con la misma campaña publicitaria. ●
Cuando se habla de "epidemia de gripe porcina": ¿De qué se está hablando?
El agente patógeno de la gripe porcina es el virus de influenza. Los virus de influenza que infestan cerdos, aves, otros animales y también los humanos, se distinguen muchas veces solamente por mínimas diferencias en la composición de sus componentes proteínicas. Por lo mismo, no es inusual que los virus que se encuentran en cerdos también aparezcan en los seres humanos. Si esos virus son peligrosos o no, no depende entonces de la especie animal de la que vienen, sino de la estructura que tengan. El hecho es que todos los virus de influenza investigados hasta hoy en día han podido ser inhibidos parcial o totalmente por medio de micronutrientes específicos, independientemente de su estructura. ●
¿Qué significa la clasificación H1N1 del patógeno actual?
La letra H representa la enzima hemaglutinina, la letra N la enzima neuraminidasa. Las dos enzimas se encuentran en la envoltura o superficie del virus. La cifra 1 caracteriza las subclases de los virus. El virus de influenza H1N1 no es de ninguna manera un fenómeno extraordinario. De hecho, el virus de influenza H1N1 es uno de los virus más frecuentes de todos. Cada reportaje en los medios que le adjudica al virus H1N1 una peligrosidad especial, es científicamente infundado y se expone a ser clasificado como propaganda para sembrar el pánico. ●
¿Quién podría tener un interés en crear una histeria artificial e innecesaria?
Hay dos clases de beneficiarios de una histeria de este tipo, a nivel económico y a nivel político. El beneficiario financiero más grande es la industria farmacéutica que hace un negocio multimillonario con los preparados que supuestamente pueden evitar las infecciones de influenza. No es ninguna sorpresa que histerias como la actual son desatadas en nuestro planeta con frecuencia constante y aterradora. El negocio farmacéutico con las enfermedades queda desenmascarado como uno de los negocios estafadores más grandes de la historia humana. El farmanegocio fraudulento y multimillonario con preparados de quimioterapia que causan más cáncer, en los pacientes del cáncer, y con preparados de quimio para pacientes del SIDA que causan más daño al sistema inmunológico, no se puede llevar a cabo mucho tiempo más. Este negocio de inversión con las enfermedades humanas sólo puede sobrevivir, a largo plazo, en sociedades en las que los derechos civiles son limitados y las decisiones políticas se toman "por decreto". Y esta es precisamente la dimensión política de esta histeria. ●
¿Cuáles medidas preventivas se pueden aplicar, para fortalecer el sistema inmunológico de manera natural – sin preparados farmacéuticos – y prevenir las infecciones?
Las sustancias científicamente probadas más importantes para el fortalecimiento natural del sistema inmunológico son las vitaminas C, B, E, al ácido fólico, los aminoácidos naturales lisina y prolina, como también el grupo de sustancias naturales de los polifenoles, por ejemplo del té verde. Una ingesta óptima diaria en la alimentación – o por medio de una complementación específica con micronutrientes – es una medida sensata y recomendable para fortalecer el sistema inmunológico de cada persona y evitar las infecciones.

No hay comentarios: