lunes, 17 de mayo de 2010

INTOLERABLE

A ver qué os parece esta noticia sacada del diario Gara...

Beneficios empresariales y ajuste presupuestario
GARA | GASTEIZ

Cuatro grandes compañías cotizadas en el Ibex -Santander, Telefónica, Endesa y BBVA- durante el primer trimestre del año obtuvieron un beneficio superior a todo el ahorro previsto para este año con el ajuste anunciado por el Gobierno español, que recortará pensiones, salarios de empleados públicos y gastos sociales.

Entre estas cuatro empresas, según remitieron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), alcanzaron un resultado de 6.646 millones de euros, que representa la mitad de los beneficios de todas las empresas del índice bursátil. El ahorro previsto por los recortes de gasto para este año se encuentra en torno a los 5.000 millones de euros.

Según los planes de Zapatero para los próximos dos años, la reducción salarial en el sector público ahorrará 6.750 millones, la congelación de las pensiones prevé ahorrar 1.500 millones y la reducción de las inversiones, otros 6.045 millones. El ajuste total alcanza los 15.000 millones, que se añaden a la reducción de 50.000 millones de déficit que el mandatario español prometió a Bruselas para el periodo 2012-2013.

Entre todas las empresas del Ibex, por su parte, han ganado en un trimestre más de 12.000 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo de 2008, y sólo 3.000 menos que todo lo que se quiere ahorrar en dos años. Las cuatro que más ganaron en el primer trimestre del año fueron el Santander, con 2.215 millones, Telefónica (1.656), Endesa (1.535) y BBVA (1.240). Además, también destacan los beneficios de Iberdrola, con 921,7 millones, y Repsol, con 688. Más de la mitad de las cotizadas aumentaron el resultado respecto a 2008, pero destaca Endesa que lo llegó a triplicar.

Precisamente, dos de los presidentes de esta grandes empresas se sumaron a las presiones sobre el Gobierno español para que adoptara las drásticas medidas de ajuste. Según «El Confidencial» no sólo el FMI, la Comisión Europea o el presidente de EEUU, Barack Obama, presionaron a Zapatero; también los presidentes del Santander y Telefónica, Emilio Botín y César Alier- ta, respectivamente, le telefonearon para reclamar medidas de recorte de gasto. Según la misma fuente, las presiones se han sucedido durante varias semanas con varios ministros.

Ayudas a los bancos

El ahorro en el déficit previsto para los próximos años también se ve superado por cifras como las ayudas públicas a la banca. El sector financiero ya ha recibido unas ayudas del Gobierno español de 61.000 millones y los ajustes que Rodríguez Zapatero se ha comprometido con la UE y el FMI suman 65.000 millones.

A juicio de ELA, «es un escándalo astronómico». El conjunto de estados de la UE, ahora ahogados por el déficit público, han aprobado ayudas por 3,7 billones de euros. El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, Txiki, y el responsable de Política Social, Mikel Noval, denunciaron ayer que los gobiernos de la Unión Europea «están al servicio de la banca y del poder financiero». Recordaron que en 2009, la UE de los Veintisiete aprobó una intervención pública en el sector bancario que alcanzó los 3,7 billones de euros, de los que 230.000 millones tendrían el destino del sector financiero del Estado español.

De esa cantidad total, Noval recordó que se han transferido ya 1,5 billones de euros en la UE-27, mientras que en el Estado español la ayuda directa que ha recibido el sector financiero alcanza los 61.000 millones. Como explicó el responsable de Política Social de ELA, esto significa que «la banca ha recibido una transferencia de 3.000 euros por cada habitante de la Unión Europea, lo que es similar al total de gasto público en Sanidad y en Educación», o un equivalente «al gasto público total realizado en 2009 por el conjunto de administraciones públicas en Alemania y en el Estado español», precisó Noval. En este caso, recordó que «las grandes cantidades de dinero entregadas a la banca son una de las razones más importantes que han llevado al aumento del déficit y de la deuda pública»

Muñoz, en este sentido, consideró «un escándalo astronómico que se pague a los banqueros para que sigan haciendo lo mismo y continúen especulando», mientras «se impone un recorte social de consecuencias incalculables para la mayoría de la población». El dirigente sindical consideró «injusto y obsceno» que «el Gobierno español entregue a los bancos para especular casi la misma cantidad que ha comprometido en el recorte social total, que suma 65.000 millones». Por eso, Muñoz acusó a los gobiernos de ser «títeres y marionetas de los poderes económicos, porque actúan al dictado del capital».

El esfuerzo a favor de las entidades financieras en el conjunto europeo supone ya el 12,7% del PIB, mientras que en el Estado español llega al 5,8% de la riqueza creada, pero «si se entregan los 230.000 millones aprobados, supondrá el 22% del PIB».

A juicio de la central, «hay alternativa a este desbarajuste como es incrementar la presión fiscal, porque hay margen para ello y porque en Hego Euskal Herria y en el Estado español está muy por debajo de la que se produce en la media de la UE».

Impacto del ajuste

En cuanto al ajuste presupuestario, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, sostuvo ayer que las medidas para recortar el déficit fiscal no tendrán un impacto sustancial sobre las previsiones de empleo para 2011, pese a que sí se rebajará unas décimas la previsión de crecimiento económico del 1,8% para el año próximo. Campa opinó que el impacto sobre el PIB de este año será mínimo, aunque reconoció la posibilidad de que el ajuste tenga algún efecto sobre el consumo.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que las nuevas medidas para reducir el déficit español, que ha respaldado, no suponen necesariamente una amenaza para la recuperación económica, y agregó que todo depende de la credibilidad del plan.

En su análisis sobre la situación fiscal mundial, el Fondo dice que el Estado español debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de las reducciones más drásticas del mundo. Añadió que «un buen plan de ajuste» podría incluso acelerar la actividad económica.

El FMI instó a los países avanzados en general a reducir su déficit en 8,75 puntos porcentuales de su PIB en la próxima década. Para ello, recomendó elevar la edad de jubilación y disminuir los sueldos de los empleados públicos, la inversión social, los subsidios agrícolas y el presupuesto militar. También aconsejó subir los impuestos sobre bienes raíces, el tabaco, el alcohol, los combustibles y el IVA.

No hay comentarios: